ACTO DE TOMA DE POSESIÓN COMO NUEVO PÁRROCO DEL PADRE ANTONIO HERRERA CRUZ.


Este domingo 25 de Septiembre y durante la celebración eucarística dominical, ya referenciada en nuestro blog parroquial, el vicario de nuestra diócesis de Mérida-Badajoz D. Mateo Blanco Cotano ha realizado el acto de nombramiento de nuestro nuevo Párroco Fray Antonio Herrera Cruz que viene a sustituir a nuestro anterior párroco Fray Ángel Nicolás Soler y que tuvo que dejar el cargo “sine qua non” por motivos de salud y al que desde aquí le enviamos un fuerte abrazo y  nuestros mejores deseos de recuperación por las tierras abulenses donde en la actualidad se encuentra recuperándose.

Ha sido un acto entrañable, sencillo como mandan los cánones franciscanos y cercano con la feligresía de nuestra Comunidad Parroquial de los Santos Servando y Germán de Mérida. La ceremonia presidida por el Sr. Vicario D. Mateo Blanco Cotano, y concelebrada por Fray Isidro Moruno, Fray Fco. Arias Marcelo y por el Superior de los Salesianos.

Fray Isidro en primera Instancia ha leído el documento firmado por nuestro Obispo y en el que conforme a las directrices del derecho canónico se procede a nombrar a Fray Antonio Herrera Cruz como párroco de los Santos Servando y Germán. La celebración ha continuado con la entrega de la llave de párroco siguiendo con diferentes momentos realmente emotivos, como cuando el Padre Isidro ha leído la carta enviada por el Padre José Arenas Sabán, finalmente el Padre Antonio Herrera ha dirigido unas palabras a todos: presentes y no presentes, afectuosas y de agradecimiento de lo que pretende que sea su labor pastoral en la Parroquial.

La ceremonia ha concluido con una Fotografía Final de todos los sacerdotes que se encontraban en el templo parroquial.


Procedemos a dejaros un recordatorio de los diferentes momentos de la celebración.
 Lectura, por el Padre Isidro,  del documento oficial que nombra al Padre Antonio Herrera Cruz como nuevo Párroco de los Santos Servando y Germán.
  Homilía por D.Mateo Blanco Cotano.
                                       Evangelio de hoy
           
Lectura del santo evangelio según san Lucas (16,19-31):

En aquel tiempo, dijo Jesús a los fariseos: «Había un hombre rico que se vestía de púrpura y de lino y banqueteaba espléndidamente cada día. Y un mendigo llamado Lázaro estaba echado en su portal, cubierto de llagas, y con ganas de saciarse de lo que tiraban de la mesa del rico. Y hasta los perros se le acercaban a lamerle las llagas. Sucedió que se murió el mendigo, y los ángeles lo llevaron al seno de Abrahán. Se murió también el rico, y lo enterraron. Y, estando en el infierno, en medio de los tormentos, levantando los ojos, vio de lejos a Abrahán, y a Lázaro en su seno, y gritó: "Padre Abrahán, ten piedad de mí y manda a Lázaro que moje en agua la punta del dedo y me refresque la lengua, porque me torturan estas llamas." Pero Abrahán le contestó: "Hijo, recuerda que recibiste tus bienes en vida, y Lázaro, a su vez, males: por eso encuentra aquí consuelo, mientras que tú padeces. Y además, entre nosotros y vosotros se abre un abismo inmenso, para que no puedan cruzar, aunque quieran, desde aquí hacia vosotros, ni puedan pasar de ahí hasta nosotros." El rico insistió: "Te ruego, entonces, padre, que mandes a Lázaro a casa de mi padre, porque tengo cinco hermanos, para que, con su testimonio, evites que vengan también ellos a este lugar de tormento." Abrahán le dice: "Tienen a Moisés y a los profetas; que los escuchen." El rico contestó: "No, padre Abrahán. Pero si un muerto va a verlos, se arrepentirán." Abrahán le dijo: "Si no escuchan a Moisés y a los profetas, no harán caso ni aunque resucite un muerto."»


Palabra del Señor 
LECTURA,POR EL PADRE ISIDRO, DE LA CARTA ENVÍADA POR EL PADRE FRAY JOSÉ ARENAS SABÁN, PÁRROCO EMÉRITO DE "LOS SANTOS SERVANDO Y GERMÁN".
Padre Fray José Arenas Sabán.
MENSAJE DE NUESTRO NUEVO PÁRROCO D.ANTONIO HERRERA CRUZ.
Fray Antonio Herrera Cruz.
 

 Fray Antonio Herrera Cruz Nombramiento como nuevo Párroco on PhotoPeach
Fray Antonio Herrera Cruz Nombramiento como Nuevo Párroco-2 on PhotoPeach
 Fray Antonio Herra Cruz nombramiento como nuevo Párroco on PhotoPeach webmaster.  

Padre Antonio Herrera: Reflexiones sobre el Evangelio del día.


EVANGELIO.
Lectura del santo evangelio según san Lucas (9,51-56):

Cuando se iba cumpliendo el tiempo de ser llevado al cielo, Jesús tomó la decisión de ir a Jerusalén. Y envió mensajeros por delante. De camino, entraron en una aldea de Samaria para prepararle alojamiento. Pero no lo recibieron, porque se dirigía a Jerusalén.
Al ver esto, Santiago y Juan, discípulos suyos, le preguntaron: «Señor, ¿quieres que mandemos bajar fuego del cielo que acabe con ellos?»
Él se volvió y les regañó. Y se marcharon a otra aldea.

 
Palabra del Señor
Hoy leyendo el evangelio parece que no se dice nada muy importante ni propone ninguna actitud o comportamiento a secundar. Y en cambio, hoy Jesús toma la decisión de seguir caminando. Toma la decisión de asumir lo que tenga que venir en el camino de la vida. !La suerte está echada! Jesús " se afirmó en su voluntad" y tomó el camino de Jerusalem;pero el viaje que emprende Jesús, y que no terminará más que con la ascensión, después de su victoria sobre el sufrimiento y la muerte, es como un éxodo personal. Jesús irá aprendiendo, día tras día, a conocer la voluntad de su Padre, una voluntad que irá descubriendo en la oración. También nosotros, que estamos en camino, podemos hacerlo de cualquier manera y en cambio, Jesús, con su ejemplo, nos propone afrontar con decisión este viaje que es el camino de la vida que todos iniciamos con nuestro nacimiento y que todos terminaremos con nuestra muerte.
 Entre estas dos verdades transcurre nuestra vida.! Ojala que aprendamos como Jesús a aceptar lo que venga, a afrontarlo desde la oración y descubrir en lo bueno pero también en lo malo de la vida la voluntad de Dios, pues a los que aman a Dios todo les sirve para el bien.
!Paz y Bien! 
Padre Antonio Herrera. 
webmaster. 


Padre Antonio Herrera: Reflexiones sobre el Evangelio.



¡Qué bien refleja esta parábola la situación de nuestro mundo! En este mundo nuestro hay mucha gente y, lamentablemente, la inmensa mayoría de ella sufre demasiado. ¡Dios no quiere eso! Él ha hecho el mundo para todos. No es voluntad suya que tengamos los bienes tan mal repartidos, ni que plantemos tanta semilla de odio en los campos del corazón, y que multipliquemos las guerras  sólo para llenar de dinero los bolsillos de unos pocos, ni quiere los lamentables espectáculos de ver morir en los mares de este mundo a tanta gente buscando una vida mejor.
Quiere Dios que sepamos que estamos estropeando su obra. Que estamos poniendo en peligro cosas tan importantes como la dignidad de la persona, el futuro de la humanidad y nuestra propia salvación eterna.
Por eso no le gusta al Señor que nos andemos tapando los oídos, o subiendo el volumen de nuestra música, o distraído entre comidas y fiestas como el rico Epulón para amortiguar el griterío que viene de ahí fuera. Por eso no le gustan al Señor los muros tan altos de nuestros jardines, ni los perros sueltos guardando nuestras casas y fincas. Intentar  vivir de espalda a la tragedia del mundo o pensar que todo ese dolor no nos atañe, es empeñarse en vivir en la mentira.
Lo peor del rico de la parábola no era sus banquetes y su derroche, sino el no ver que, a la puerta misma de su disfrute, había un hermano " cubierto de llagas, y con ganas de saciarse de lo que tiraban de la mesa del rico, pero nadie se lo daba "
La vida eterna que Dios nos regala se fragua ya desde aquí. ¡Manos a la obra! Quizá lo peor que tenga la riqueza sea su triste cualidad de volver el corazón insensible. Acaba encalleciéndolo. Quizás tú no arregles el mundo, pero mira hasta dónde puedes llegar. Por lo menos podrías hacer feliz al más próximo (prójimo): a ese Lázaro que, sentado y solo, llora al borde mismo de tu dicha.

¡Feliz Domingo!
¡Paz y Bien!

P.Antonio Herrera.

webmaster. 

DOMINGO XXVI DEL TIEMPO ORDINARIO




Primera lectura
Lectura de la profecía de Amós (6,1a.4-7):

Así dice el Señor todopoderoso: «¡Ay de los que se fían de Sión y confían en el monte de Samaría! Os acostáis en lechos de marfil; arrellenados en divanes, coméis carneros del rebaño y terneras del establo; canturreáis al son del arpa, inventáis, como David, instrumentos musicales; bebéis vino en copas, os ungís con perfumes exquisitos y no os doléis del desastre de José. Pues encabezarán la cuerda de cautivos y se acabará la orgía de los disolutos.»

Palabra de Dios
Salmo
Sal 145,7.8-9a.9bc-10

R/.Alaba, alma mía, al Señor

Él mantiene su fidelidad perpetuamente,
él hace justicia a los oprimidos,
él da pan a los hambrientos.
El Señor liberta a los cautivos. R/.

El Señor abre los ojos al ciego,
el Señor endereza a los que ya se doblan,
el Señor ama a los justos,
el Señor guarda a los peregrinos. R/.

Sustenta al huérfano y a la viuda
y trastorna el camino de los malvados.
El Señor reina eternamente,
tu Dios, Sión, de edad en edad. R/.
Segunda lectura


Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a Timoteo (6,11-16):


Hombre de Dios, practica la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la delicadeza. Combate el buen combate de la fe. Conquista la vida eterna a la que fuiste llamado, y de la que hiciste noble profesión ante muchos testigos. En presencia de Dios, que da la vida al universo, y de Cristo Jesús, que dio testimonio ante Poncio Pilato con tan noble profesión: te insisto en que guardes el mandamiento sin mancha ni reproche, hasta la manifestación de nuestro Señor Jesucristo, que en tiempo oportuno mostrará el bienaventurado y único Soberano, Rey de los reyes y Señor de los señores, el único poseedor de la inmortalidad, que habita en una luz inaccesible, a quien ningún hombre ha visto ni puede ver. A él honor e imperio eterno. Amén.


Palabra de Dios
Evangelio de hoy

Lectura del santo evangelio según san Lucas (16,19-31):

En aquel tiempo, dijo Jesús a los fariseos: «Había un hombre rico que se vestía de púrpura y de lino y banqueteaba espléndidamente cada día. Y un mendigo llamado Lázaro estaba echado en su portal, cubierto de llagas, y con ganas de saciarse de lo que tiraban de la mesa del rico. Y hasta los perros se le acercaban a lamerle las llagas. Sucedió que se murió el mendigo, y los ángeles lo llevaron al seno de Abrahán. Se murió también el rico, y lo enterraron. Y, estando en el infierno, en medio de los tormentos, levantando los ojos, vio de lejos a Abrahán, y a Lázaro en su seno, y gritó: "Padre Abrahán, ten piedad de mí y manda a Lázaro que moje en agua la punta del dedo y me refresque la lengua, porque me torturan estas llamas." Pero Abrahán le contestó: "Hijo, recuerda que recibiste tus bienes en vida, y Lázaro, a su vez, males: por eso encuentra aquí consuelo, mientras que tú padeces. Y además, entre nosotros y vosotros se abre un abismo inmenso, para que no puedan cruzar, aunque quieran, desde aquí hacia vosotros, ni puedan pasar de ahí hasta nosotros." El rico insistió: "Te ruego, entonces, padre, que mandes a Lázaro a casa de mi padre, porque tengo cinco hermanos, para que, con su testimonio, evites que vengan también ellos a este lugar de tormento." Abrahán le dice: "Tienen a Moisés y a los profetas; que los escuchen." El rico contestó: "No, padre Abrahán. Pero si un muerto va a verlos, se arrepentirán." Abrahán le dijo: "Si no escuchan a Moisés y a los profetas, no harán caso ni aunque resucite un muerto."»

Palabra del Señor 


P.Antonio Herrera.

webmaster.

HOMILÍA DEL PADRE ANTONIO HERRERA. Domingo XXV T.Ordinario.




Evangelio de hoy


Lectura del santo evangelio según san Lucas (16,1-13):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Un hombre rico tenía un administrador, y le llegó la denuncia de que derrochaba sus bienes. Entonces lo llamó y le dijo: "¿Qué es eso que me cuentan de ti? Entrégame el balance de tu gestión, porque quedas despedido." El administrador se puso a echar sus cálculos: "¿Qué voy a hacer ahora que mi amo me quita el empleo? Para cavar no tengo fuerzas; mendigar me da vergüenza. Ya sé lo que voy a hacer para que, cuando me echen de la administración, encuentre quien me reciba en su casa." Fue llamando uno a uno a los deudores de su amo y dijo al primero: "¿Cuánto debes a mi amo?" Éste respondió: "Cien barriles de aceite." Él le dijo: "Aquí está tu recibo; aprisa, siéntate y escribe cincuenta." Luego dijo a otro: "Y tú, ¿cuánto debes?" Él contestó: "Cien fanegas de trigo." Le dijo: "Aquí está tu recibo, escribe ochenta." Y el amo felicitó al administrador injusto, por la astucia con que había procedido. Ciertamente, los hijos de este mundo son más astutos con su gente que los hijos de la luz. Y yo os digo: Ganaos amigos con el dinero injusto, para que, cuando os falte, os reciban en las moradas eternas. El que es de fiar en lo menudo también en lo importante es de fiar; el que no es honrado en lo menudo tampoco en lo importante es honrado. Si no fuisteis de fiar en el injusto dinero, ¿quién os confiará lo que vale de veras? Si no fuisteis de fiar en lo ajeno, ¿lo vuestro, quién os lo dará? Ningún siervo puede servir a dos amos, porque, o bien aborrecerá a uno y amará al otro, o bien se dedicará al primero y no hará caso del segundo. No podéis servir a Dios y al dinero.»

Palabra del Señor 

P.Antonio Herrera

webmaster.







DOMINGO XXV DEL TIEMPO ORDINARIO



Primera lectura
Lectura de la profecía de Amos (8,4-7):

Escuchad esto, los que exprimís al pobre, despojáis a los miserables, diciendo: «¿Cuándo pasará la luna nueva, para vender el trigo, y el sábado, para ofrecer el grano?» Disminuís la medida, aumentáis el precio, usáis balanzas con trampa, compráis por dinero al pobre, al mísero por un par de sandalias, vendiendo hasta el salvado del trigo. Jura el Señor por la gloria de Jacob que no olvidará jamás vuestras acciones.

Palabra de Dios 
 
Salmo
Sal 112,1-2.4-6.7-8

R/. Alabad al Señor, que alza al pobre

Alabad, siervos del Señor,
alabad el nombre del Señor.
Bendito sea el nombre del Señor,
ahora y por siempre. R/.

El Señor se eleva sobre todos los pueblos,
su gloria sobre los cielos.
¿Quién como el Señor, Dios nuestro,
que se eleva en su trono
y se abaja para mirar al cielo y a la tierra? R/.

Levanta del polvo al desvalido,
alza de la basura al pobre,
para sentarlo con los príncipes,
los príncipes de su pueblo. R/.

Segunda lectura
Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a Timoteo (2,1-8):

Te ruego, lo primero de todo, que hagáis oraciones, plegarias, súplicas, acciones de gracias por todos los hombres, por los reyes y por todos los que ocupan cargos, para que podamos llevar una vida tranquila y apacible, con toda piedad y decoro. Eso es bueno y grato ante los ojos de nuestro Salvador, Dios, que quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad. Pues Dios es uno, y uno solo es el mediador entre Dios y los hombres, el hombre Cristo Jesús, que se entregó en rescate por todos: éste es el testimonio en el tiempo apropiado: para él estoy puesto como anunciador y apóstol –digo la verdad, no miento–, maestro de los gentiles en fe y verdad. Quiero que sean los hombres los que recen en cualquier lugar, alzando las manos limpias de ira y divisiones.

Palabra de Dios 
 
Evangelio de hoy


Lectura del santo evangelio según san Lucas (16,1-13):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Un hombre rico tenía un administrador, y le llegó la denuncia de que derrochaba sus bienes. Entonces lo llamó y le dijo: "¿Qué es eso que me cuentan de ti? Entrégame el balance de tu gestión, porque quedas despedido." El administrador se puso a echar sus cálculos: "¿Qué voy a hacer ahora que mi amo me quita el empleo? Para cavar no tengo fuerzas; mendigar me da vergüenza. Ya sé lo que voy a hacer para que, cuando me echen de la administración, encuentre quien me reciba en su casa." Fue llamando uno a uno a los deudores de su amo y dijo al primero: "¿Cuánto debes a mi amo?" Éste respondió: "Cien barriles de aceite." Él le dijo: "Aquí está tu recibo; aprisa, siéntate y escribe cincuenta." Luego dijo a otro: "Y tú, ¿cuánto debes?" Él contestó: "Cien fanegas de trigo." Le dijo: "Aquí está tu recibo, escribe ochenta." Y el amo felicitó al administrador injusto, por la astucia con que había procedido. Ciertamente, los hijos de este mundo son más astutos con su gente que los hijos de la luz. Y yo os digo: Ganaos amigos con el dinero injusto, para que, cuando os falte, os reciban en las moradas eternas. El que es de fiar en lo menudo también en lo importante es de fiar; el que no es honrado en lo menudo tampoco en lo importante es honrado. Si no fuisteis de fiar en el injusto dinero, ¿quién os confiará lo que vale de veras? Si no fuisteis de fiar en lo ajeno, ¿lo vuestro, quién os lo dará? Ningún siervo puede servir a dos amos, porque, o bien aborrecerá a uno y amará al otro, o bien se dedicará al primero y no hará caso del segundo. No podéis servir a Dios y al dinero.»

Palabra del Señor 

P.Antonio Herrera

webmaster.